El circo de la fe


Es común hoy día encender la televisión, cambiar de canal y sintonizar de todo tipo de programas lo cuales causan sorpresa, suspenso, cólera y risas y nos hacen pensar del porque de su existencia, y del porque los sintonizamos y vemos. El mundo religioso no está lejos de esta realidad; existen muchos líderes religiosos que nos asombran con sus habilidades para hacer creer a las personas cosas que no son necesariamente ciertas, y no estoy hablando de la doctrina fundamental de la iglesia, estoy hablando del circo de la fe.

La moda hoy día es lanzar personas al suelo, expulsar “demonios”, hacer caminar a los inválidos, lanzar el saco, soplar a las personas, etc. todo lo que se pueda llamar milagro, todo lo que se pueda acomodar a los intereses de los líderes religiosos, todo lo que llama gente, todo lo que genera dinero, estos personajes y estas acciones nos recuerdan a la escena bíblica relatada en Lucas 19:46 diciéndoles: Escrito está: “Y MI CASA SERA CASA DE ORACION”, pero vosotros la habéis hecho CUEVA DE LADRONES.

No estoy en contra de los milagros, de hecho creo en los milagros, pero no se debe jugar con la fe de las personas, ya que están necesitadas de Dios, pero se les está ofreciendo un show, se les esta vendiendo la idea de la fe de una manera equivocada, al igual que Judas que vendió a Jesús por 30 monedas de plata, los líderes religiosos han cambiado los principios por billetes, en cuanto mas histeria colectiva causen mas incrementan sus cuentas bancarias, en cuanto más personas tiren al piso en el famoso y ya conocido “descanso” más popularidad ganan.

Las personas buscan milagros sobrenaturales, buscan las manos de Dios solamente lo que les puede dar, pero no buscan su rostro, no se dan cuenta que el solo hecho de estar con vida es un milagro sobrenatural, por el cual deben de estar agradecidos, las iglesias están llenas de personas pero Jesús no está allí. El mayor milagro que una persona pueda obtener es que Jesús more dentro de su corazón y se convierta en el centro de la vida de cada individuo.

Comments
6 Responses to “El circo de la fe”
  1. Mario dice:

    Creo firmemente que si bien antes el cristianismo criticaba a la religión tradicional por alejar a la gente de la biblia y llevarla únicamente a seguir un dogma, hoy en día muchos pseudo-ministros están haciendo precisamente lo mismo, porque si bien citan la Escritura, la usan a conveniencia propia, justificando sus aberraciones espirituales, con tal de probar su punto.

    Es necesario entonces, que aquéllos que respetamos la sana doctrina asumamos la responsabilidad de predicar al Cristo que la Biblia describe, el Evangelio tal y como Dios quiso que fuese predicado: Cristo viviendo en nosotros, siendo el centro de nuestras vidas.

  2. Manuel dice:

    Es una lástima que el cristianismo actual este cayendo en estos engaños y “cambiando la imagen de Dios por la de hombre corruptible”.

    Pero esto no es de asombrarnos ya que la misma Palabra de Dios nos dice que se levantaran “FALSOS MAESTROS” y aquí el ejemplo en estos mercenarios de la fe, que están engañando al pueblo de Dios para hacerse más ricos…

    Que desafío más grande tenemos ir en contra de estos movimientos, pero recordemos que tenemos la mejor arma contra todas estas mentiras… La Biblia.

  3. Lamentablemente existe el engaño, caen muchos que necesitan creer en algo en sus vidas, con la esperanza y la fe de encontrar la verdad en algun lugar y no saben cual es la verdad… donde se encuentra? en la persona de Jesús.

    Esta escrito que se levantaran falsos maestros, estos son los ciegos guiando ciegos que se aprovechan de la ignorancia para alcanzar sus metas, pero se olvidan de que Dios no puede ser burlado.

    Tenemos un compromiso grande el cual nos será demandado… es nuestra tarea y no es una opción.

  4. Felipe dice:

    Las respuestas a estas falacias nos las proporcionan las sagradas escrituras, las cuales nos dicen estas verdades: La palabra de Dios es viva y eficaz, y mas cortante que una espada de dos filos…y discierne los pensamientos y las intensiones del corazón” (Hebreos 4:12), y “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida, nadie viene al Padre, sino por mi.” (Juan 14:6), por tanto nuestra obligación como cristianos es conocer la palabra de Dios para no ser sorprendidos. El apóstol Pablo nos exhorta: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Tim 2:15), asimismo nos advierte en 2 Tim 3:1-4: “En los postreros días…habrá hombre amadores de sí mismos, avaros,…amadores de los deleites más que de Dios”
    Tenemos que conocer a Cristo Jesús, alimentarnos de su palabra, y hacerlo el centro de nuestra vida. En este caso, creo que es aplicable la afirmación de que la fe es pensada, y el siguiente párrafo lo expresa muy bien: “La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad. Dios ha puesto en el corazón del hombre el deseo de conocer la verdad y, en definitiva, de conocerle a Él para que, conociéndolo y amándolo, pueda alcanzar también la plena verdad sobre sí mismo.”

  5. Gracias a Dios que todavía existen iglesias alrededor del mundo, que se aferran a la Palabra de Dios como única fuente de autoridad. Si hay una característica negativa, que resalta sobre las demás en la iglesia actual, esa es: El antropocentrismo, el hombre como el centro de la voluntad de Dios. Al decir esto me refiero a la filosofía humanista que esta impregnada en las predicaciones y enseñanzas de los pastores en sus congregaciones. Ética, psicología, espiritismo, regresiones, nueva era, etc. Son algunos de los platos fuertes en el menú de los cristianos para su alimento “espiritual”. Se ha cambiado la verdad de Dios por la verdad del hombre, por las ciencias humanas. Se han sustituido las palabras de Jesús, que son espíritu y son vida, por las palabras vanas de cualquiera que se hace llamar apóstol, profeta, evangelista, pastor o maestro. Pero por si fuera poco, muy por detrás de todas estas mentiras se encuentran los famosos movimientos de fe y prosperidad, unción y milagros, los cuales hacen ver a Cristo como un simple hacedor de milagros, alguien que solo quiere que tú seas rico y que recobres tu salud. Todo esto ha llevado al cristianismo a una crisis de fe. He aquí la necesidad de estudiar la palabra de Dios. Es urgente el estudio de Cristo, el verdadero Cristo. En la materia de Cristología hemos visto que en la búsqueda de la concepción correcta de Cristo se han cometido muchos errores, errores que hasta nosotros hemos llegado ha creer de manera inconsciente. Es necesario tener un conocimiento equilibrado de la humanidad y deidad de la persona del Hijo, para no hacer de nuestra fe un circo.

  6. Estimado edgar tu posicion esta muy buena te felicito, pero me gustaria agregar lo siguiente
    El Salvador está bajo un régimen “democrático” donde el Gobierno (incluyendo los tres poderes) determinan lo que debe hacerse según su parecer; ahora bien, ellos fueron elegidos por todo el pueblo salvadoreño, y por lo tanto nosotros les entregamos el poder y les debemos obediencia por la misma palabra de Señor, pues son ellos quienes deberán tomar las decisiones por nuestra nación; sin embargo, el Señor nos advierte que oremos por nuestros gobernantes, cosa que muchos líderes religiosos (de todas las denominaciones) y en muchas iglesias ni lo mencionan, por lo que no podemos tener gobernantes con principios ni valores, pero claro está, tenemos que obedecer las leyes impuestas por los gobernantes que nosotros elegimos (si es que fuimos a votar por ellos), nos guste o no, y nuestro rol deberá ser de opinión , sugerencias y sobre todo de mucha oración

    1) La educación es un servicio público, que es regulado por el estado, aún cuando el servicio lo puedan otorgar instituciones privadas o públicas, por lo que toda la educación debe regirse de acuerdo a los estatutos, leyes y reglamentos del Ministerio de Educación (entidad del gobierno central y sostenida por los recursos del presupuesto de la nación), así es que todas las directrices y acciones asociadas a la educación, deben venir del ente regulador y no de las iglesias u otra institución que tenga buenas intenciones para que las cosas mejoren, de allí que todas las instituciones fuera del regulador, únicamente podrán sugerir, recomendar pero no imponer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: