Vamonos a huelga!


El trabajo dignifica al hombre, es decir le hace acreedor de respeto, le da valor a lo que hace. ¿Pero quién decide el valor que corresponde a cada cosa? ¿Porque algunos se les valora más que a otros si hacen lo mismo? La respuesta puede ser muy variada y no se puede negar que varios aspectos pueden influir en otorgar dicho valor, la verdad es que las personas laboran para recibir una remuneración económica y así poder vivir dignamente.

¿Qué sucedería si de repente las personas dejaran de trabajar por dinero? Ilógico se podría pensar, pero si se le da un poco más de pensamiento podría tener mucha lógica.

Si se parte del hecho de que las personas están enfocadas en el dinero que obtendrán por hacer algún tipo de labor; las personas probablemente estarán muy felices el día de pago o muy tristes, si es que no les alcanza o ya lo deben todo, la verdad es que la felicidad les durara muy poco y la tristeza durara un poco más. Si tan solo las personas dejaran de enfocarse en el dinero y disfrutaran de su trabajo aun sabiendo que recibirán un salario pero no enfocándose en dicho salario, pues el obrero es digno de su salario, I Timoteo 5:17-18 si bien es cierto el contexto en cual se cita el versículo se refiere a un predicador puede también aplicarse a cualquier trabajador el cual se gana la vida dignamente. El disfrutar del trabajo como tal hará la diferencia pues quitara la ansiedad y la ambición, el solo hecho de tener trabajo en estos dorados tiempos debería de ser una razón para ser feliz y estar agradecido con Dios.

Lo que se ha visto recientemente y a través de muchos años en El Salvador sobre las personas violentando los derechos de las mayorías por satisfacer a unos pocos, refiriéndome a los sindicatos y en específico al sindicato de la CSJ. Las acciones tomadas por ellos al golpear a personas que deseaban cumplir con sus labores, es realmente indignante. De igual manera el no permitir que los cadáveres sean recocidos a través de la experticia de medicina legal, es aberrante; se está jugando con el dolor ajeno para complacer los deseos de ambición.

Hay miles de compatriotas que no cuentan con un empleo los cuales estarían dispuestos a trabajar por mucho menos dinero, la anarquía en este país es tal que hasta los mismos agentes policiales, la misma autoridad ha perdido el poder de ejercer dicha autoridad. Las leyes deben de hacerse valer en este país que tanto sufre y que cada vez se vuelve más pobre debido a la mentalidad pobre de sus habitantes.

1 Timoteo 6:10 Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: