"La religión es el opio de los pueblos"



Las instituciones eclesiásticas están creciendo apresuradamente, cada vez más y más personas se unen a la familia de Dios, muchos de los ministros y líderes en su afán por mantener su status quo, se encargan de dosificar analgésicos con tinte espiritual a las personas, de allí que la religión sea opio.
De acuerdo a los efectos que el opio causa están el cansancio y somnolencia, a medida que crece el efecto se sienten hormigueo y picores en todo el cuerpo, se deja de sentir dolor, si se padecía, a medida que se cae en los efectos narcóticos se empieza a soñar, junto con alucinaciones, náuseas y vómitos.
Habiendo dicho lo anterior no hay diferencia alguna entre el opio y la religión puesto que las personas que reciben este jugo espiritual analgésico, sufren los efectos de cansancio y somnolencia en la manera que actúan, los miembros de las instituciones eclesiásticas han dejado de pensar y están sometidos a lo que sus líderes religiosos dictan, no importando si lo que se dice es verdad o mentira.  Dicha somnolencia ha causado que más y más personas se conviertan en “Loras repetidoras”, sin facultad alguna de pensar por sí mismos.
Los individuos se han vuelto idolatras de sus líderes, les han divinizado, y lo peor aún dichos líderes han aceptado esa pleitesía, esa falsa adoración; dichos individuos llegan al punto de NO tomar decisiones si no se les da el visto bueno desde el pulpito, han sustituido la dirección de Dios y su palabra, por las palabras de otro hombre, han dejado a un lado la revelación santa, por el limitado pensamiento del ser humano, han caído en tanta somnolencia que han dejado de orar, por estar esperando la respuesta por medio de otros, hay tanta somnolencia que han dejado que otros den sus propias y egoístas interpretaciones y que les sean dictadas, antes que por ellos mismos leer la escritura.
1Cor 8:1-6 1 En cuanto a lo sacrificado a los ídolos, sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. 2 Si alguno cree que sabe algo, no ha aprendido todavía como debe saber; 3 pero si alguno ama a Dios, ése es conocido por El. 4 Por tanto, en cuanto al comer de lo sacrificado a los ídolos, sabemos que un ídolo no es nada en el mundo, y que no hay sino un solo Dios. Rom 14:14; 1Cor 10:19; Deut 4:39; Eph 4:6; 5 Porque aunque haya algunos llamados dioses, ya sea en el cielo o en la tierra, como por cierto hay muchos dioses y muchos señores, 6 sin embargo, para nosotros hay un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas las cosas y nosotros somos para El; y un Señor, Jesucristo, por quien son todas las cosas y por medio del cual existimos nosotros. Mal 2:10; Eph 4:6; Rom 11:36; John 13:13; 1Cor 12:3; Phil 2:11.
Esa misma dosis de analgésico espiritual ha hecho que dejen de sentir dolor por el pobre, por el menesteroso, por la injusticia, y han iniciado un sueño que paraliza, que los hace perder de vista la realidad, todo se queda en lo etéreo, todo se ha quedado en lo alto, sin bajar esa realidad y hacer la palabra práctica, ha hecho y convertido que las personas sufran de alucinaciones viendo una realidad ficticia, una realidad que es una falacia, es tiempo que la gente comienza a despertar de ese sueño y que comience a pensar por sí mismos, por algo se le dio al ser humano un cerebro y la capacidad de razonar, la capacidad de pensar, si Dios hubiese querido tener un grupo de seres no pensantes les hubiese entregado a unos la facultad de pensar y a otros no.  Rom 12:1 Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable a Dios, que es vuestro culto racional.
Como dijo Donnie Swaggart en una de sus predicas: “La iglesia necesita levantarse de su espalda, (de su sueño) y regresar a la cruz.” La gente está ciega porque quiere estarlo aun y cuando se les presente la verdad, que Dios tenga misericordia de nosotros.

Comments
3 Responses to “"La religión es el opio de los pueblos"”
  1. Anonymous dice:

    Cual es la solución entonces? Otro tipo de droga o una terapia de rehabilitación?

  2. kirel dice:

    Mi estimado Anónimo, para este mal NO EXISTE DROGA humana capaz de rescatar al individuo de tal condición,lo testifica la historia con sus guerras fratricidas, los países con sus racismos y variados “orgullos” nacionales, (variadas cosas tales como: los mejores en ésto, los mejores en aquéllo) sucesos cotidianos de alienamiento colectivo. Es un mal de índole espiritual, en el terreno del alma del individuo, que sólo el poder del Espíritu de Dios puede curar a través de la observancia de la Palabra de Dios ( si te animas a seguir sus recetas)

  3. Anonymous dice:

    Esta frase célebre muy conocida de Karl Marx (aunque según los historiadores no era de su autoría), lastimosamente ilustra actualmente la “sesibilidad espiritual” creada por la religión, aunque esto debería diferir del verdadero Cristianismo. El ser “hijos de Dios” implica un nuevo nacimiento, y nos debería de dar el espíritu correcto para actuar en nuestra vida, y en relación a esto, las palabras de nuestro Señor Jesucristo fueron lapidarias “por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:15-20). El kid del asunto es si somos en verdad hijos de Dios y actuamos en consecuencia; si somos “calientes”.
    Y es que esta insensibilidad para con las necesidades de los demás, en muchas ocasiones son enseñadas por los pastores, en cosas tan sutiles como el que desde los púlpitos se diga que “Dios quiere que seamos prósperos” en aras de motivar para que el “creyente” diezme y ofrende, no se miden las consecuencias, ya que nuestra carne nos lleva a pensar en la prosperidad “per se”, lo cual nos vuelve insensibles. En tales ocasiones no se nos dice que primero tenemos que buscar el Reino de Dios (prosperidad esperitual) y que el fruto de los afanes (prosperidad material) es una añadidura.
    Asimismo, tambien tenemos que tener conciencia de que estamos en los últimos días, y tal como San Pablo nos advertía en: “2Ti 4:3-4 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, (4) y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”…es fácil que nos apartemos de la sana doctrina, de la verdad, (de esto podemos ver en nuestro medio un sinnúmero de ejemplos), que alimentemos nuestras concupiscencias, y más dañino aún “volvernos a las fábulas” (lo cual tambien es muy abundante hoy en día), que por definición son relatos ficticios que aunque tienen en su final una enseñanza moral, nos apartan de la verdad. Y la verdad es: JESUS EL MESIAS – Joh 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: