Obra de Dios o del hombre?


El término en latín Opus Dei tiene un significado particular y profundo “obra de Dios” de igual manera Missio Dei “la misión de Dios”, ¿será que dicho significado es pura y meramente semántica? O  ¿Será que es una realidad? Mucho se ha hecho en cuanto a religión concierne en Latinoamérica, pero aún hace falta mucho por hacer, la realidad es que se debe reflexionar en el significado profundo de las frases, Opus Dei y Missio Dei, si es que alguna vez el lector se ha tomado el tiempo de hacerlo.

 Cuando se habla de la misión y de la evangelización, no se puede tener una sin la otra, es decir ambas  van de la mano.   Hoy más que nunca en su historia la misión cristiana está en plena línea de fuego y está siendo atacada desde dentro de la “iglesia” misma.  Muchas personas creen en la evangelización, pero no en la misión. James Heisseg (1981), escribiendo en una revista misionera, ha descrito la misión cristiana como «la guerra egoísta».  Pues al pueblo se le ha olvidado que la obra y la misión son de Dios y no de los hombres y mucho menos a entidades e instituciones.

 Por poner un ejemplo, muchos por ignorancia o desobediencia dicen: si Dios hubiese querido que fueran a predicar a Sur América, China, África, etc hubieran nacido en alguna de esas zonas geográficas, alguien más dirá tener un llamado misionero muy fuerte, pero quiere esperar a terminar sus proyectos, lograr sus metas, cumplir sus sueños, que sus hijos crezcan, etc. para poder entonces ir, eso es desobediencia; cualquiera que fuese el caso, se está en contra de un mandato establecido por Dios mismo, el cual es ir y predicar a toda “Etnia”.

Bosch en su libro {Misión en transformación} menciona que desde la década de 1950 el uso del término «misión» entre los cristianos, ha aumentado de forma considerable.  Quienes dieron inicio con el empleo de dicho término hablando propiamente de la expansión del cristianismo entre personas no católicas, también protestantes, fue la compañía de Jesús.  Su uso en este nuevo sentido estaba íntimamente ligado a la invasión colonial del mundo occidental en tierras que hoy por hoy se conocen como el Tercer Mundo.

Opus Dei, missio Dei, es establecido en la sagradas Escrituras, fundamentalmente en la «Gran Comisión» a la cual muchos de manera sarcástica han llamado la gran omisión de Mt. 18:18– 20 y en la naturaleza monoteísta de la fe cristiana.

Bosch, sigue mencionando en su libro que se identificaban una serie de «motivos impuros» con respecto a la misión, los cuales se listan de manera literal a continuación:

 (a) el motivo imperialista (convertir a los nativos en sujetos dóciles de las autoridades coloniales;

(b) el motivo cultural (la misión como la transferencia de la cultura «superior» del misionero);

(c) el motivo romántico (el deseo de encontrarse en un país lejano, rodeado de personas exóticas); y

(d) el motivo de colonialismo eclesiástico (el impulso de exportar una confesión religiosa y unas normas eclesiásticas a otros territorios).

Existen cuatro motivos misioneros más apropiados teológicamente hablando, pero aun  confusos en su afirmación:

 a) el motivo de la conversión, el cual enfatiza el valor de una decisión personal y un compromiso, pero que tiende a limitar el Reino de Dios a lo espiritual e individual, entendiéndolo como la suma total de las almas convertidas;

(b) el motivo escatológico, el cual dirige los ojos de los pueblos hacia el Reino de Dios como una realidad futura y que, en su afán de provocar la irrupción del Reino final, pierde interés en las exigencias de esta vida;

(c) el motivo de plantatio ecclesiae (plantar iglesias o «church planting»), que enfatiza la necesidad de formar una comunidad de los comprometidos, pero tiende a identificar la Iglesia con el Reino de Dios; y

(d) el motivo filantrópico, a través del cual la Iglesia recibe el desafío de buscar justicia en el mundo, pero que fácilmente llega a identificar el Reino de Dios con una sociedad mejor.

Goethe quien fuese un poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán que ayudó a fundar el romanticismo, decía.: «Cada generación tiene que escribir su propia historia.» Interpretando dicha frase podría decirse que cada período de la historia tiene su oportuna visión de las bases bíblicas de la misión.  En el pasado la Iglesia ha respondido de forma creativa frente a cambios paradigmáticos; el reto es que en la actualidad esta generación pueda hacer lo mismo  en su contexto.

Una base inadecuada para la misión y motivos misioneros ambiguos conllevan a una práctica misionera deficiente. “el punto de partida NO debe ser la empresa misionera actual, a la cual de alguna manera se trata de justificar, sino más bien el sentido bíblico de lo que significa ser enviado al mundo.” Sin perder de vista que la obra y misión son de Dios y no de las instituciones y mucho menos de los individuos.

Rene Padilla en su libro bases bíblicas de la misión dice: Debe ser claro que nuestro entendimiento de esta missio Dei ha estado sujeto a muchas interpretaciones a lo largo de la historia. No sólo eso: ¡cuántas personas y grupos han argumentado con una certeza dogmática que su propia comprensión era la única correcta!

Es el reino de Dios el cual debe de expandirse y no los pequeños reinitos de los hombres, los cuales buscan su propia gloria, es un trabajo de todo el cuerpo de Cristo, no importa su denominación, la obra es de Dios y no de los hombres, la misión es de Dios y no de las instituciones. Efesios 4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: